Inmobiliaria Prado Montevideo

Monumento a los Últimos Charrúas

Quién diría que la discriminación racial y desigualdad del siglo XIX, darían vida más tarde al Monumento Los Últimos Charrúas.

En manos de Edmundo Prati, Gervasio Furest Muñoz y Enrique Lussich, nació la obra que rinde tributo a los indígenas.

[kkstarratings]

✅ Los Últimos Charrúas la Extinción de una Raza 

charruas
Tacuabé

 

El monumento en honor a los Últimos Charrúas se inauguró en 1938, en la ciudad de Montevideo.

Bronce y Granito Rosado fueron los materiales utilizados en la composición artística uruguaya.

En la avenida Delmira Agustini, en El Prado se ubica el Monumento Nacional los Últimos Charrúas.

Comprende una composición de esculturas en honor a los pueblos originarios,quienes sufrieron innumerables atropellos.

La escena recreada, trata de 4 charrúas cubiertos con vestimenta característica, alrededor de una fogata que calienta una vasija.

Senaqué y Vaimaca

✅ El primero de nombre Sanaqué posee mate con su mano derecha.

El segundo, cacique Vaimaca se mantiene de pie, con la mirada firme.

En tercer lugar, sentada en el suelo la dama del grupo, Guyunusa, protege entre sus brazos a un bebé.

 

En cuarto lugar, se ubica su esposo llamado Tacuabé.

✅ Así eran los Charrúas

Los indígenas llamaban la atención de extranjeros, al poseer contextura grande, ojos y piel oscura. Además – los charrúas- poseían capacidad auditiva y visual superior al promedio. Les gustaba adornar sus cabellos con plumas y cordeles.

Guyunusa y su hijo

Su estilo de vida era nómada; vivían en diferentes lugares protegiéndose de la noche en toldos improvisados.

✅ La historia lo cuenta

Todo comenzó con una emboscada que culminó con muerte de la mayoría de los Charrúas.

Solo cuatro, lograron sobrevivir a aquella “masacre” dirigida por autoridades locales. Pero ¿qué paso con ellos?

En 1833, el presidente de Uruguay, autorizó al Director de Colegio Oriental de Montevideo, llevara a París los 4 Charrúa. Por dos meses se extendió el viaje en barco.

La intención lejos de mejorar las condiciones de los “indígenas”, se centró mostrarlos como especímenes raros de la raza humana. Un panfleto anunció la presentación de los cuatro, como si fuese un circo de animales exóticos.

Los primeros invitados para explorar facciones y comportamiento de los cautivos, fue la Academia de Ciencia Naturales de París.

Supuestamente, fueron elegidos por tener destrezas y características fisiológicas sobresalientes. Por un lado, Sanaqué se destacaba como médico curandero. Vaimaca fue un destacado guerrero en su tribu.

Tacuabé dominaba el arte de las cuerdas, con facilidad atrapaba a enemigos en combate e incluso casaba su comida. Aunque no describen qué llamó la atención de Guyunusa, se presume  era la única mujer.

✅ Condenados a morir

El viaje colmó de melancolía, el corazón de los 4 desafortunados charrúas de origen uruguayo. Pese a que no fueron envenenados, enfermaron con el paso del tiempo muriendo en tierras extranjeras.

Del que poco se sabe es de Vaimaca y su hija, lograron escapar en medio de revuelo por su llegada. ¿Cómo se sentirían los Charrúas al abandonar en contra de su voluntad la tierra donde nacieron? Definitivamente una experiencia desagradable.

monumento ultimos charruas

Hoy día se mantiene en el parque prado Montevideo, el Monumento que recuerda parte de esta historia de los últimos habitantes autóctonos de Uruguay.

 

 

 

 

 

2 comentarios en “Monumento a los Últimos Charrúas”

  1. Un pedazo de la triste historia que debieron padecer los últimos charruas , tratados como trofeos .
    Enriquecedor el contenido y triste a la vez.
    Gracias por compartir un pedazo de nuestra historia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.